Por medio de ejercicios de respiración y relajación, contribuirá a disminuir el estrés y sus consecuencias nocivas para la salud, al tiempo que la práctica física mejorará la postura, la movilidad y el equilibrio.

Las malas posturas prolongadas son muchas veces generadoras de dolores y contracturas que nos impiden trabajar correctamente, y cada vez son más frecuentes las ausencias prolongadas por estos motivos.

Nuestros instructores de yoga adaptan las clases a cada grupo, pudiendo todos sus colaboradores gozar de los beneficios de esta actividad en su empresa.

Una clase de yoga en su empresa permitirá a los empleados renovar energía, aumentar la capacidad de concentración para continuar mejor con su trabajo, y mejorar las posturas.

Integra a miembros de distintos sectores en la actividad y mejora el ambiente de trabajo
Mejora la concentración, el desempeño
y la productividad
Disminuye los efectos negativos del estrés
Mejora las posturas y la movilidad
Incrementa la motivación del personal
Mejora el work-life balance
Promueve estilos de vida más saludables
Sus empleados se sentirán más queridos
y valorados
Mejora la imagen de la empresa frente a
sus empleados y clientes